Presente y futuro del Wearable aplicado al mundo del Arte. El 20 de mayo, en la jornada dedicada a Wearable Technology Art.

El Wearable no es nada nuevo. Como la mayoría de las tecnologías y los productos que en un momento dado eclosionan y acaban formando parte de nuestras vidas de forma casi dependiente, durante años han permanecido en estado latente, desde su primera versión, y han esperado el momento adecuado para que una vez generada la necesidad en la sociedad den el salto a la primera línea. En otros casos han ido evolucionado de forma continuada. Es el caso del primer reloj de pulsera digital, que nació en los años 70 diseñado por el fabricante estadounidense Hamilton Watch Company, si bien la misma compañía ya había diseñado uno previamente en 1968 para la película “2001: Odisea en el Espacio” de Stanley Kubrick. Una pista de lo que pocos años después sería uno de los gadgets que no han dejado nunca de evolucionar y que con el paso del tiempo ha cambiado incluso de nombre a Smartwach, un dispositivo que si fue diseñado para marcar la hora, tiene un uso en ámbitos de la salud, el bienestar, el deporte, el entretenimiento, e incluso con usos industriales o militares.

Un ejemplo bien sencillo de Weareble, ¿verdad? Pero la cosa se complica si el Wearable, que intrínsecamente lleva asociada a la tecnología, se mezcla con la creatividad de los artistas para dar forma a productos que van más allá de la propia usabilidad del dispositivo, lo que da lugar a una nueva e innovadora disciplina artística, el Wearable Technology Art, una forma de hacer arte ligada a los Wearables con un recorrido infinito. Este será el tema principal de la 11º edición de las Conferencias Internacionales de Arte y Tecnología que Technarte organiza en Bilbao el 19 y 20 de mayo.

Cares of the Gaze.

Cares of the Gaze. Behnaz Farahi, 2015

Hay una línea muy difusa entre un wearable con una función concreta que nos soluciona una necesidad determinada, y el wearable que acaba concibiéndose como una prolongación de nuestro propio cuerpo y que de la misma forma que nuestra piel reacciona al entorno, se expande, se contrae y cambia su forma en función de diferentes estímulos. El wearable es también sensible a ciertos impulsos, como si de una segunda piel se tratara.

Es el caso entre otros de Caress of the Gaze una piel artificial impresa digitalmente que responde a la mirada de las personas y que hace plantearnos diferentes conceptos como la intimidad, el sexo o las identidades personales. La arquitecta y diseñadora interactiva iraní residente en EEUU Behnaz Farahi, trabaja con estos conceptos para mejorar la relación de los seres humanos  y el entorno mediante el diseño inspirado en sistemas naturales. Con Synapse logra desarrollar un wearable impreso en 3D que se mueve y cambia de forma en respuesta a la actividad cerebral.  El objetivo principal de este proyecto artístico, es el de explorar las posibilidades que ofrece la impresión 3D con diferentes materiales con el fin de producir una estructura cambiante como si se tratara de una segunda piel.

synapse

Synapse. Behnaz Farahi, 2015

El 20 de mayo, en la jornada dedicada a Wearable Technology Art, Behnaz Farahi, junto con Neil Leach, uno de los teóricos internacionales más importantes en arquitectura y diseño digital y junto con otros artistas internacionales debatirán sobre el presente y futuro del Wearable Tech aplicado al mundo del arte y otros ámbitos de la sociedad.

Entre otros proyectos la artista española María Castellanos mostrará su proyecto Enviroment Dress,   un vestido inteligente diseñado junto a Alberto Valverde, ambos artistas e investigadores en la Universidad de Vigo y que capta datos del entorno para medir la agresividad que nos rodea en nuestro día a día, y analizar cómo afecta al estado de ánimo y al comportamiento de las personas. Este vestido, que se mueve en el límite del mundo de la moda, del arte y del desarrollo tecnológico, está formado a su vez por sensores que analizarán cuestiones como variaciones de ruido, temperatura, presión atmosférica, radiación ultravioleta, o cantidad de monóxido de carbono que rodean la vida habitual de una persona.

enviroment-dress

Módulos de control y de respuesta de Enviroment Dress producidos a través de impresión 3D.

La impresión 3D ha abierto un enorme abanico de posibilidades creativas y de producción tanto en forma como en el uso de los materiales. Todo lo que rodea a los llamados Smart Materials será otro de los temas a abordar en la nueva edición de Technarte. La capacidad de estos nuevos materiales a ser alterados a través de estímulos externos como la temperatura, el stress o los impulsos electromagnéticos suponen una revolución en los procesos productivos de ámbitos como la moda, la arquitectura e incluso la industria.

Estableciendo un paralelismo con la necesidad de los seres humanos por emigrar o buscar refugio en nuevas ciudades y países, la artista japonesa Aki Inomata ideó este proyecto artístico en el que el wearable se adentra en el mundo animal ofreciendo a los cangrejos ermitaños la posibilidad de mudar de caparazones de diseño inspirados en ciudades como Bangkok o Nueva York e impresas a través de tecnología de impresión 3D.

A través de tecnología de escaneo 3D, la artista japonesa diseña caparazones adaptados al interior de las conchas abandonadas por los cangrejos, creando nuevas conchas específicas para cada uno de los moluscos.

Why Not Hand Over a “Shelter” to Hermit Crabs? digest ver. from Aki Inomata on Vimeo.

Aki Inomata será una de las artistas que nos contarán en Technarte Bilbao el presente y futuro de los Wearables y su aplicación en el mundo del arte. Desde ya mismo están abiertas las inscripciones para la 11º edición de las Conferencias de Arte y Tecnología en Bilbao organizadas por Technarte.