El arte como repositorio. Infomanía

Contexto:

framed1Como historiador del arte y media artist, siempre me ha obsesionado la psique creativa de los artistas, de cómo de alguna manera analizan el entorno, lo hacen suyo y lo comunican con mayor o menor, acierto a través de las herramientas tanto técnicas como hábiles a su disposición. Haciendo un barrido somero por toda la historia del arte, recaigo en una línea fundamental de la que ninguno (y me incluyo) se sale. El arte muestra información. Como sabemos la información puede ser representada de muchas maneras posibles, o más bien, puede ser comunicada de muchas maneras diferentes. La voz, el sonido, la palabra, el sonido, el gesto, la acción, el tacto, el cariño, el amor o el recuerdo. Estos son sólo algunos conceptos y medios de transmisión de los mismos. Hoy en la era de la comunicación y la tecnología tenemos algunos comunes pero han florecido otros. Y, ¿qué ocurre cuando la información es sublime o de un interés exacerbado? Que surgen los dispositivos de almacenamiento. Surge la cueva, surge el cuadro, la escultura, el disco duro, el pen drive y la tarjeta de memoria. Surgen las miles de horas antes la obra y surge la tecnología a disposición de la memoria en todas sus facetas.

Misión:

Desde ya más de 10 años mi trabajo artístico se enfrenta a la comunicación y a la información en todas sus escalas. A inputs y outputs que oscilan en su forma y contenido pero que siempre se basan en el mismo sistema y esquema de valores y conceptos. Tras años de estudio en esta materia, mis conclusiones ante la obra de arte son claras y concisas. La obra de arte es contenedor. La obra de arte es un repositorio de información. A través de mis últimas obras como Tecnometrías, Gutenberg Discontinuity, FramedMemoryCard, REPSAT, Spinning Around the Disk, Infobale o el Harddiskmuseum, pretendo defender como el arte no es más que un espacio de volcado de información con una piel cambiante. Las conclusiones que emergen en torno a estas ideas enlazan con conceptos revisados en la actualidad como interactividad, interfaz, visual data, repositorio o transferencia. Conceptos cercanos al mundo del diseño, el juego, el entretenimiento y la informática, fiel reflejo de la era en la que vivimos.

Metodología:

A través de la investigación en las fases de la transmisión de información se presentan los trabajos desde el siguiente punto de vista: Obra de arte como repositorio. Obra de arte como interfaz. Obra de arte como recubrimiento. Obra de arte como medida. La metodología empleada se identifica a través de la experimentación personal y artística en los ámbitos mencionados utilizando diferentes estrategias visuales y conceptuales que radican en la propia historia del arte, el diseño, la creatividad actual y los nuevos medios de comunicación. Los conceptos mencionados se visualizan física y conceptualmente a través de las obras volcadas en www.solimanlopez.com y www.harddiskmuseum.com.

harddisk02

Conclusiones:

Las conclusiones a esta investigación en materia de recopilación de información como parte del proceso artístico abren una nueva puerta conceptual a la creación actual. Los procesos creativos actuales se han simplificado gracias a las nuevas tecnologías, lo que provoca que las obsesiones y cargas creativas de los artistas deban enfocarse en la información trabajada y compartida a través de la obra de arte. Las cientos de horas que el artista puntillista pasaba transfigurando su visión ocular a un lienzo, se convierten en la actualidad en las cientos de horas frente al espacio virtual en la configuración y recopilación de millones de huellas de nosotros mismos. Nuestra mente no está preparada para almacenar tanta información. La era de la imagen nos está sobrepasando pues la tecnología está evolucionando más rápido que nosotros mismos (Singularity) y sólo podemos buscar soluciones rápidas a esta sobreinformación (cámaras, dispositivos de almacenamiento, redes sociales o realidad virtual). En definitiva, la información está ahí fuera (y gran cantidad de ella está en la red) y el artista ahora es el encargado ya no de mostrarla, sino organizarla, compilarla y reconducirla de manera positiva a las generaciones venideras, pues entre otras de nuestras responsabilidades está la de interpretar nuestro tiempo para otros, resumirlo en lienzos o esculturas o almacenarlo en discos duros. Ni la pintura ha muerto, ni el arte contemporáneo atenta contra el moderno o clásico, sino que nuestro tiempo demanda de nosotros orden y concierto, compilación y repositorios para que al menos los que vengan no caigan en nuestros errors.

Ubicación: Fecha: 19/05/2016 Hora: 9:45 am - 10:30 am Solimán López